Alimentos sanos y sostenibles para todos, una responsabilidad para Emcesa

/COMUNICAE/

Emcesa celebra el Día de la Alimentación recordando su compromiso con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en su estrategia empresarial

El 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, una buena oportunidad para reflexionar sobre el deber que tienen las empresas con la erradicación del hambre en el mundo y la obligación de garantizar el acceso a una alimentación segura, saludable y sostenible. Valores que se encuentran representados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030

Así, Emcesa, empresa especializada en la elaboración de productos cárnicos, mira hacia el futuro con energía y solidez, creciendo y desarrollando nuevas líneas de trabajo, investigación e innovación de la mano de un amplio equipo de profesionales especializados y cualificados, responsables de cumplir con éxito los objetivos marcados por la empresa en línea con los ODS.

Para ello, Emcesa colabora desde hace años con el Banco de Alimentos en línea con el ODS 2 enfocado en poner fin al hambre en el mundo. Gracias a esta acción, la entidad puede dar continuidad a su proyecto de acopio y distribución gratuita de alimentos de primera necesidad entre entidades benéficas dedicadas a la asistencia y el cuidado directo de personas necesitadas en la provincia de Toledo.

Pero eso no es todo. Emcesa, en su profundo compromiso con el medio ambiente, cumple con el ODS 12 aplicando buenas prácticas en sus instalaciones para favorecer el consumo y la producción responsable y sostenible de alimentos, utilizando los recursos de una manera que no tenga efectos destructivos sobre el planeta.

Además, y en este sentido, la empresa toledana apuesta por el envasado sostenible de sus productos utilizando plástico reciclado de posconsumo PET, la mejor solución para cuidar del medio ambiente y garantizar la economía circular. 

El plástico reciclado rPET es la solución de envasado de alimentos más sostenible que existe en la actualidad. Además, supone uno de los pocos materiales reciclados que tiene autorizado un proceso de súper-limpieza por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el cual consigue que el envase obtenido sea de nuevo un material apto para el contacto con alimentos. 

«Hoy en día, prácticamente la totalidad de los envases utilizados por Emcesa están producidos con al menos un 80 % de plástico rPET. Sin embargo, en Emcesa somos ambiciosos y queremos ir más allá, por lo que para 2023 pretendemos poner en el mercado envases con el 100% de plástico reciclado rPET. Con este objetivo lograremos adelantarnos al plazo marcado por la Estrategia Europea de Economía Circular para los Plásticos, ofreciendo a nuestros clientes productos más sostenibles y respetuosos con los ecosistemas», explica Javier Mancebo, director general de Emcesa.

Entre los platos que Emcesa elabora y distribuye a nivel nacional utilizando este tipo de material se encuentra el catálogo ‘Casi a Punto’, una serie de productos cuya preparación hay que culminar con 10 minutos al horno, sartén o en el microondas. Así, se puede encontrar codillo, hamburguesas, pierna de cordero, asados de pollo a la brasa, alitas y costillar de cerdo, estos tres últimos en formato de entero o de mitad. Una línea que se vende envasada al vacío, dentro de un envase de cartón.

Además, la línea ‘Cocina Fácil’ incluye platos como patatas panadera, pimientos asados, ternera a la jardinera, oreja en salsa, pasta de morcilla ibérica con piñones, rabo de ternera al vino tinto, codillo a la gallega, parrillada de verduras, todos ellos se pueden comer en su propio envase de plástico con forma de plato.

Sin duda, una clara apuesta de Emcesa por avanzar hacia una alimentación más sostenible gracias a industria más segura y saludable, todo ello siempre bajo el lema «La Máxima Calidad en su Mesa«.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico