¿Por qué merece la pena invertir en regalos promocionales? Lo explica DALKON

/COMUNICAE/

Los regalos promocionales siguen siendo desde hace mucho tiempo una forma eficaz de promoción, utilizada con entusiasmo por las mayores marcas del mundo

Aunque el marketing moderno se precipita hacia la digitalización, centrándose principalmente en la publicidad online, los pequeños regalos que hacen las empresas a los clientes y clientes potenciales siguen siendo muy populares.

A pesar de que los usuarios pasan cada vez más tiempo en Internet, los especialistas en marketing saben muy bien que los regalos promocionales bien elegidos los atraen como un imán y se traducen en beneficios tangibles.

¿Por qué los regalos promocionales son la forma más eficaz de promocionar una marca?
Antes de pasar a los argumentos que indican claramente que merece la pena invertir en regalos promocionales, se explican otras formas de promoción:

Los más populares hoy en día son, por supuesto, los anuncios online. ¿Cuánto duran? Por lo general, su impacto se limita al tiempo durante el cual el usuario está en contacto directo con ellos y expira instantáneamente, sin dejar rastro.

La situación es similar en el caso de los anuncios emitidos en la televisión y los servicios de streaming. La mayoría de los usuarios consideran que estas formas de promoción son intrusivas y, por tanto, contraproducentes.

La situación es completamente diferente con los regalos promocionales. Durante años, han sido una excelente forma de crear una buena imagen a las empresas y, lo más importante, evocan reacciones y emociones positivas en los usuarios. Así como también el bajo coste de producción los convierte en una de las formas más baratas de publicidad.

¿Son los regalos promocionales importantes para la creación de una imagen corporativa?
No hace falta convencer a nadie de que los regalos promocionales no tienen comparación en la construcción de la imagen de una empresa.

Las decoraciones con el logotipo de la empresa lo hacen reconocible en el mercado. ¿Por qué? Porque al utilizar los regalos promocionales, el cliente interactúa con la marca a diario. La presencia del logotipo o nombre de la empresa se establece gradualmente en la conciencia e incluso si en ese momento no está buscando productos de dicha empresa, es muy probable que en la siguiente oportunidad recurra a las que ha quedado grabada en su memoria.

No cabe duda de que la construcción de una empresa es de suma importancia, pero marcaría un tema importante a la hora de plantear campañas de marketing con regalos promocionales.

Dichos regalos son soluciones que facilitan la creación de relaciones con un cliente o un cliente potencial ya que acorta la interacción entre las dos partes. Permite comunicar de forma no verbal que es importante para la empresa y distinguirse del público de otras marcas. Los regalos promocionales son ideales para iniciar una conversación, intercambiar contactos o compartir experiencias.

¿Cómo influyen los regalos promocionales en los usuarios?
Las ventajas de los regalos promocionales no terminan ahí. El bienestar de los clientes también cuenta. Mientras que la publicidad en Internet o en la televisión rara vez evoca connotaciones positivas, lo contrario ocurre con los regalos promocionales.

Los usuarios no apartan la vista de los pequeños regalos, ni tratan de evitarlos, todo lo contrario. Se sienten importantes y honrados al recibirlos.

– El valor publicitario de un regalo aumenta con la practicidad: cuanto más útil es, más emoción evoca.

– No hay que olvidar el aspecto estético: Los regalos que destacan por su cuidada elaboración actúan como un imán para los clientes y cumplen perfectamente su función. La base de la reacción es muy sencilla: a todo el mundo le gusta recibir regalos porque aportan alegría y mejoran el estado de ánimo.

– Recibir un regalo promocional ayuda a desencadenar experiencias agradables y asociaciones de marca positivas en el usuario.

¿Qué regalos promocionales elegir?
Los regalos promocionales cumplen perfectamente su función con una condición: deben estar bien seleccionados.

A la hora de elegir esta forma de publicidad, merece la pena apostar por la calidad.

Cuando se presenta a un cliente, un regalo promocional se convierte en una tarjeta de visita de la empresa. Al presentar regalos de alta calidad se transmite el mensaje de que los productos o servicios de la empresa son de un nivel igualmente alto.

También vale la pena adaptarlo al posible destinatario. Por ejemplo, mientras que a los jóvenes suelen utilizar memorias de USB y powerbanks, para un cliente con más edad un elegante cuaderno o una taza térmica con el logotipo de la empresa es una mejor opción.

Lo ideal es que los regalos estén relacionados con las actividades de la empresa. A la hora de invertir en regalos promocionales, merece la pena recurrir a ofertas de proveedores fiables especializados en este tipo de productos. ¿Por qué? Porque no sólo garantizan una alta calidad, sino también una amplia selección de regalos. Es una buena idea aprovechar la economía de escala.

Al comprar un mayor número de regalos promocionales, su precio disminuye proporcionalmente, lo que permite reducir aún más los gastos. Esto tiene sentido, ya que muchas empresas de regalos tienen la opción de enviar muestras gratuitas de productos.

Los regalos promocionales tienen un enorme potencial de promoción. Prueba de ello es que no se quedan obsoletas ni siquiera cuando la publicidad, se traslada cada vez más a Internet.

Los regalos promocionales siguen siendo una de las mejores oportunidades para despertar colaboraciones positivas entre las empresas y los usuarios.

Fuente Comunicae

Powered by WPeMatico